blog y textos
acerca de
selfies

Sobre el feminismo de Beyoncé y el “empowerment” y la basura que es el capitalismo

Beyonce es feminista. También Selena Gómez y también Miley Cyrus. De hecho Miley hace poco declaró que ella debería de ser la feminista más grande del mundo porque le enseña a las mujeres a “no temerle a nada”. Si la palabra feminismo puede ser reemplazada por YOLO, ¿No es ya hora de repensar la lucha y reivindicar el término?

¿Es una buena noticia para el movimiento que el feminismo vuelva a estar de moda?

Existe este mito, muy sonado últimamente, de que hay muchos feminismos. Esto implica que la etiqueta “feminismo” es intercambiable puesto que no hay un objetivo definido. También representa una total crisis del movimiento, ya que sin objetivo común, las diferentes luchas no se pueden articular. No estamos pidiendo una homogenización del movimiento, todo lo contrario; creemos que la falta de análisis sistemático es el germen de esta crisis y es también el antídoto contra este nuevo feminismo neoliberal tan popular y  bien acogido.

Nosotrxs no creemos que haya muchos feminismos, creemos que se necesitan descalificar supuestas luchas y de establecer una serie de reglas en el juego, a favor de rescatar el carácter verdaderamente revolucionario del verdadero feminismo. El primer paso es salir de nuestra  gigante confusión teórica, porque parece que ahora el feminismo lo es todo; su discurso lo encuentras desde en los libros de bell hooks hasta en los comerciales de jabón Dove. Entonces si ahora todo es feminista, quiere decir que nada lo es. Pienso que esta dolorosa crisis de nuestra lucha se debe a que el capitalismo se nos unió a la causa y ahora él nos está enseñando cómo ser feministas. Es T-fal y sus casuelas rosas contra el cáncer de mama, es Dove y su campaña en contra de que te sientas vieja, etc. El primer paso quizá sería sospechar que detrás del humanismo de las campañas publicitarias de estas corporaciones existe un interés en subir sus ventas de jabones y ollas.

Muchas feministas estaban en sumo emocionadas porque una artista mundialmente famosa se declaró feminista. No les importó que mientras este discurso suena en el videoclip ella baila en diminuta tanga. Por simple lógica de términos, es imposible que un movimiento que pretende ser subversivo pueda insertarse tan bien en la cultura popular. No tiene nada de subversivo enseñarle a las mujeres a competir por los mejores puestos de trabajo; de hecho, la competitividad es el supuesto principio de nuestro sistema ¿De verdad podemos perdonar a Beyoncé por usar tanga mientras nos da un discurso feminista porque “el sexo vende y así funciona la industria”? ¿No era nuestra lucha terminar con la sexualización y cosificación de nuestros cuerpos? El problema es que el feminismo pasó de ser una poderosísima fuerza revolucionaria a ser un accesorio de moda: ¡“Puedes ser feminista y sexy a las vez!”. Es en verdad deplorable esta vulgarización y simplificación de la lucha feminista, pero más alarmante es que ahora el feminismo le vaya tan bien al mercado. Terry Eagleton  nos dice “El Capitalismo es un credo verdaderamente incluyente […] a este sistema nada humano le es ajeno”. Este feminismo post-moderno: consumista, apolítico, estéril, obsesionado con el sexo e individualista hasta la médula, encuentra batallas ganadas en tomarte 20 selfies al día, en sentirte fabulosa en la línea de tallas extras de H&M y también en que le pierdas el miedo a los placeres de la autoexploración vaginal.

Hay que recordar que el feminismo es en esencia un movimiento revolucionario emancipatorio. Busca subvertir un orden que jerarquiza, oprime y limita a mujeres y hombres.

Analicemos este nuevo discurso “feminista” cuya máxima divulgadora parece ser Beyoncé. 

Ella incluyó en una canción de su último disco un discurso en donde the F word  aparece tal y cual:

“We raise girls to each other as competitors

Not for jobs or for accomplishments

Which I think can be a good thing

But for the attention of men”

Una fiel traducción feminista de este discurso de (…..) sería:”Podemos ser más que esposas, olvidémonos de los hombres y volvámonos activas participantes en el sistema capitalista, es ahí en donde en verdad encontraremos emancipación”.  Pienso en esto como un intercambio del hombre como figura opresora por el Capital.  Además ¿Qué exactamente entendemos por accomplishments?A un lado de las palabras “empleos” y competidoras” dudo que su definición de éxito esté fuera de términos monetarios. Este es un punto clave para entender la deficiencia de este particular discurso feminista: El éxito económico o político de una mujer no representa el éxito de todas nosotras, es más bien qué es lo que esa mujer hace con ese poder. Imaginemos que Josefina Vázquez Mota hubiese ganado las elecciones del 2012 ¿Sería un paso hacia adelante para nuestra lucha tener a una mujer hiperconsevadora y anti-aborto en la presidencia sólo por el hecho de que es una mujer? Más bien sería un gigante retroceso.

Y es que este es el eje central del discurso feminista imperante, el empowerment.

Se trata de negar o, en el mejor de los casos, desafiar tu vulnerabilidad frente a un sistema sumamente violento. Son 3 las mayores deficiencias de este nuevo discurso, que parece ahora permear la totalidad de la diluida lucha:

  1. Carece por entero de un análisis sistemático. Si el problema es que como mujeres somos minoría y por tanto somos vulneradas, entonces habría que preguntarnos primero ¿Cuáles son las condiciones político-económicas actualmente que posibilitan una jerarquización de género? También es pensar en la diversidad de formas de opresión que afectan a la diversidad de mujeres. Se critica mucho a este nuevo feminismo por estar dirigido a la mujer blanca/burguesa porque aborda problemáticas que ni siquiera existen en la vida de una mujer de la clase trabajadora. Por ejemplo, el tema del body-positivism. Reitero, es de vital importancia reconocer que todo contexto y situación se encuentra atravesada por el capitalismo. Tanto los fascistas estándares de belleza como la feminización de la pobreza son problemáticas que encuentran su causa en el capital.
  2. Actúa dentro del marco político-social-económico preestablecido y no se preocupa por desafiarlo. La lógica del empowerment es una lógica puramente capitalista. Se trata de un ejercicio individual de una suerte de auto-ayuda para poder sentirse una mujer competente que puede competir en el mercado. Lo más relevante es que la mayoría de las veces este ejercicio de “recuperación del auto-estima” es un acto alienado.  Es decir, se ignora que al encontrar algún tipo de emancipación en sentirse bellas o en disfrutar libremente del sexo, están respondiendo a los intereses de las grandes corporaciones que hacen posible y que lucran de estos particulares tipos de opresión.
  3.  El empowerment es sumamente narcisista puesto que se centra únicamente en el individuo. También es sumamente efímero porque es inmediato, es decir, no pregunta ¿Qué es lo que debo hacer con el poder que busco adquirir? Si no que sólo se limita a cómo adquirirlo. La respuesta a la primera pregunta parece que viene implícita.

Debemos de comenzar a crear un mundo en donde se rechace esta falsa nación de empoderamiento individual y debemos recordar que el verdadero empoderamiento se encuentra en lo colectivo. No sólo es negar los roles de género que se nos fueron impuestos al nacer con vagina, que nos oprimen y limitan en el día a día; es reconocer que el patriarcado es un sistema inserto en otro sistema hegemónico, el Capital, y que por tanto necesita una resistencia sistemática, que parte de reconocer que los problemas que me aquejan a mí como mujer individual están íntimamente conectados a los problemas de mis hermanas y hermanos, y que la lucha de ella y él es también mi lucha.  Es un hecho, constatado en la historia, que no hay fuerza más poderosa y revolucionaria que la fuerza de lo colectivo.

Naturalmente, la situación de la mujer bajo el capitalismo ha empeorado. Las mujeres somos las primeras en ser contratadas para los peores puestos y las primeras en ser despedidas. Las políticas neoliberales son culpables directas del inmenso aumento de violencia de género. Todo mundo sabe que ganamos menos por hacer lo mismo. Queda claro entonces que la única manera de rescatar el carácter revolucionario del feminismo es mantenerlo pegado a la lucha de clases.

Para re-direccionar la lucha debemos entender que el patriarcado está inmerso en el Capital. Esto implica que las mujeres no encontrarán liberación, no sólo como mujeres sino en tanto seres humanos, hasta que el capitalismo cese. Pero ahora “los feminismos” tratan de encontrar la liberación en formas que terminan siendo absorbidas por el Capital o que  ni siquiera están interesadas en combatirlo, o bien es un feminismo blanco y altamente conservador al que le viene perfectamente bien el capitalismo. Perdimos de vista lo universal, lo verdaderamente revolucionario. Ahora la lucha comienza y termina en el “empowerment”, es radicalmente individualista e inmediata. El feminismo se convirtió en un buffet de opciones en donde tomas la que te convenga en un particular momento y después continúas con tu proyecto de vida, en vez de ser un proceso en constante regeneración. Pienso que un ejercicio clave que debemos de hacer es intentar encontrar la causa de cualquier situación machista o sexista en las relaciones de producción capitalistas, es decir, en el capitalismo. También podríamos adoptar como primer lema una sabía frase que me dijo la mamá de una combativa camarada: “Feminismo sin marxismo es como tener sexo con bragas”.

Rehab is for fucking quitters.

Extraño la Wired y la vida, ésta se convirtió en beige durante tantos días, me pierde- sin más. ¿Hasta dónde puede la clínica ser un refugio? ¿Hasta dónde podemos “apoyarnos” en la psicología y “resiliencia”? ¿Hasta dónde dejamos que éste “pensamiento” nos separe del mundo real? ¿Hasta donde es sana la rehabilitación? No creo más en éstos humanos, en éste dogma, en ésta religión. Nada, no son nada. Son el nuevo enigma y respuesta para el mercado: La generación Prozac. La generación ADHD, el mundo del Asperger y espectros autistas.

“He perdido la fe en el tratamiento” –Yo también, yo también.

No puedo seguir creyendo en nada de esto.

Lafora

Se trata de que me estoy enfermando más y más, voy a ser un puto vegetal. Una esquizofrénica tirada en una cama convulsionando amarrada hasta un coma que termine en defunción.

Se trata de estar desesperada por cumplir toda puta frustración de mi más típica vida como ser famosa y resumir eso a 10,000 me gusta en una red social porque me voy a morir y nunca fui reconocida por ninguna de mis pretensiones. Porque nunca fui cineasta y nunca lo voy a ser. Porque mi muerte es un hospital psiquiátrico, es una cama de hospital, es la terapia electroconvulsiva. Porque mi muerte está en todo momento de mi vida. Porque se trata de eso y porque estar así lo odio más que haber sido asesinada por un federal a los siete años. 

Por eso voy a entrar a todas las clases sin pagar y por eso voy a aprender todo, por eso voy a crear un cuerpo y mente que inhalen y expresen todo lo que conocí y sentí. Por esto cuento cada día. Esta enfermedad me ha desgastado ya de todas las formas en las que pudo haberlo hecho, me creó un mundo anexo y se hartó de si mismo. Puta madre, puta madre, puta madre odio no poder haber nacido como una persona normal estúpido salvaje y estúpido reloj cruento.

Estúpido Jesucristo que buscas ser alabado te odio en cada vena y en cada cicatriz te odio porque no estás y no eres y no es quién no me dio algo más que la demencia, el colapso de mi memoria y el ruido vacío del ridículo electroencefalograma. Te odio por hacerme esto, te odio por hacer que se trate de esto, te odio por no haberme abortado. Te odio porque sí sonreí y sí fui feliz y sí agradecí y di toda porción de mi persona por esta farsa. 

Realmente no estoy feliz en este momento.

Realmente no estoy alegre. Realmente siento que me asfixio.

Realmente quiero asfixiarme. Quiero un paro cardiaco. Quiero el puto valor de tomar una pistola y dispararme la garganta. Pero soy la más miedosa de todas las niñas en la fiesta de María José de tercero de primaria. Y por eso estoy aquí, porque no me escapé de mi casa a los once y acerqué a un tratador de blancas que me vendiera para después ser arrollada por el tren.Y porque no lo hice fue que me diagnosticaron, y porque no lo hice fue que mi cognición se funde, Y porque no lo acabé en su estado prematuro a base de cualquier ridícula excusa es que tengo que entender que una enfermedad neurodegenerativa se degenera. Y es horrible. Y lo odio. Y ya no sé qué hacer. 

¿Por qué no me abortaste mamá? ¿Por qué me diste la oportunidad? ¿Qué se supone que debo hacer ahora? Tengo mucho miedo. Tengo mucho frío. Tiemblo mucho. Me voy a encerrar en el arte y esperar mi estado vegetativo dictaminado. 

.

.

.

Mi enfermedad es mi cruz.

.

Not condition but nature.

¿Hace cuantos años que no me he dado la oportunidad de encontrarme en la casualidad de estar viva? Había olvidado, por completo, que el principio entero de esto solamente era ser un humano. Soy un ser humano. Estoy viva. Estoy aquí. 

Exiguos.

Somos diminutos en comparación al universo, al cielo y su infinita, multiplicable grandeza, al eterno y mudo abismo. La extensión del ser, baladí junto al mutismo del espacio, y los humanos de dimensiones inverosímiles concebidas por si mismos. Por si mismos.

Somos sólo pequeñitos.

(Todo lo que nos hemos creado dentro de nosotros es insignificante, existe porque existimos, no nos pueden ver si no los vemos.)


En 08/12/12.

La conciliación, la lista de personajes para quién es parte de la misma persona, misma o no situación, los gritos, la lista de quién está presente en nuestro presente. Las lagrimas, la risa nerviosa, la risa segura, la risa.

Y el alcohol, las excusas, las entradas, las interrupciones, la incomodidad de las interrupciones y el alcohol. Los besos no presentes. Los besos mentales, los besos en la frente a los amigos. 

social construct [via vulsj]

social construct [via vulsj]

Poster child of post-post-modernism.

16/10/09 (720mg)

Cristo viene, y viene en crack.

My novel is frozen in incomplete thoughts.

20/10/09 (1815.9666mg o más)

Sea todo sólo arte. /sea todo por el arte./ 

Steps

¿dónde y cómo empieza la “revolución”?

Presentar el feminismo a un maestro que defiende que las mujeres “pelean por ser libres sólo cuando les conviene no ser víctimas”

Que insiste en toda la presentación que “igualdad” y “equidad” son exactamente lo mismo. QUE NO puede existir la “equidad” porque “las mujeres siempre querrán el dinero de los hombres”

Y dijo “Los hombres no pueden ser feministas pues son masculinos. Yo no creo en el feminismo ni en ser feminista porque soy un hombre derecho”

Y que las feministas eran “tontas” por pensar que existe el concepto de “lucha intelectual” puesto a que tiene que haber violencia.

Ah, por último también dijo “Ya no existe la violencia contra la mujer, su lucha ya acabó.”

Dios mío que ya se extinga este pensamiento, voy a vomitar.

Tired.

He dormido a primer hora, he temblado y por eso me asusto, por eso me canso antes de despertar. He pensado en la crítica, las moscas, la adolescencia. He pensado en ideas no tan brillantes: En no sistematizo, en no ser campaña. Ser real. Qué ansiedad que sentía todo el tiempo.

Me oculto del mundo y aguardo el cemento. Tejo ciervos que hablan mientras camino, mas me callo porque no sé porque no lo entiendo, me pierdo, no asusta la constancia. La literatura, la monotonía de ocultarse en el baño para drogarse y no saber si es cefálica o cubital.

Cuánto más me muerde y me mata, el horror, lo lesbico, la curiosidad, el ruido, el ruido no lo escucho, el ruido no lo escucho y me asusta. El sonido, qué terrible es la radio. Mi casa, estoy cansada de los gritos. Me siento insecto y el frío vuelve. El encierro vuelve. Las arterias se rinden. Me rompe. Los llamo por teléfono ¿dónde están? No responden. Sí estoy cansada.

Por eso no sobrestimo, por eso no espero los cuervos, por eso me asfixio. Me matan dentro y yo también me ahogo. Más desnutrida no puedo estar. Sí estoy cansada. A qué sabe el fuego para hacer tanto frío, no quiero más estática, no quiero más ruido. Sí estoy cansada, ya estoy cansada.

+